Escritos de un Internacionalista

- - - El Idealismo debe definir nuestros fines últimos; el realismo debe ayudarnos a reconocer el camino que debemos recorrer para alcanzarlos. - - -


Nota aclaratoria:
No había publicado más entradas debido a que perdí un poco el interés, sin embargo, lo estoy retomando.



Neorrealismo

El Neorrealismo es ejemplificado por K. Waltz en su libro Teoría de la Política Internacional. En su obra a diferencia del Realismo tradicional, se brindó un soporte científico[1] y aportes significativamente nuevos a la teoría base:
·      El Neorrealismo tiene sus bases en la teoría económica (a comparación con la sociología y la historia)
·      La preocupación principal que guía a los Estados es la seguridad (y no el poder mismo).
·      El comportamiento internacional (a diferencia de la condición humana del realismo clásico) responde a un nivel sistémico, por la distribución de capacidades o recursos de poder.
·      Toma como núcleo la distribución de capacidades en el nivel sistémico.
Uno de los aspectos que observó Waltz es que desde tiempos antiguos es que a pesar de as continuidades y repeticiones de las acciones dentro de la política internacional se requieren analizar bajo un sistema sistémico (es decir Internacional) y no reduccionistas.[2] La teoría sistémica explica y predicen las continuidades dentro del sistema, y no los cambios.
Waltz sostiene que la política internacional puede ser vista como un sistema[3] dotado de una estructura definida con precisión, y no se olvida del estado de anarquía existente. Toma como base que el sistema político internacional, al igual que el mercado es individualista y está formado de manera espontánea. El sistema tiene su génesis cuando los Estados egoístas per se buscan satisfacer sus propios intereses. Las estructuras emergen de la coexistencia de las grandes hegemonías, como ejemplo podemos analizar a las organizaciones internacionales, en donde a su juicio no pueden tener una vida independiente de los intereses de sus propios miembros.
La aportación significativa del Neorrealismo radica en su base económica para explicar el equilibrio de poder: algunos Estados tratan conscientemente de propiciarlo o bien porque algunos todos los Estados pretenden lograr la dominación universal.
A pesar de los detractores de la teoría de Waltz, él ya se adelantaba a analizar una mayor estabilidad cuando existe una bipolaridad y no una multipolaridad. La más satisfactoria relación entre bipolaridad y estabilidad está fundamentada en la economía y en la política. En un mundo bipolar, la interdependencia es inferior debido al número reducido de polos y por consecuencia, un mayor tamaño y, por tanto una mayor capacidad de autoabastecerse, dependiendo menos de transacciones al exterior. Las condiciones militares avalan la mayor estabilidad de un sistema bipolar, además que las preguntas de quién ganará, quién se opondrá y quién ganará tienen mayores oportunidades para ser respondidas. La bipolaridad propicia un control internacional por parte de las grandes potencias.


[1] Waltz se esforzó para fortalecer la teoría bajo bases científicas de prueba e intentos para explicar el mayor número de fenómenos.
[2] Los reduccionistas buscan explicar acontecimientos internacionales mediante factores o combinaciones de factores localizados en el plano nacional o subnacional.
[3] Un sistema está compuesto por una estructura y por unidades que interactúan. La estructura contempla tres elementos principales: 1) el principio por el que se produce la organización; 2) la diferenciación de las unidades y la especificación de sus funciones; 3) y la distribución de las capacidades o recursos entre ellas.

Ir abajo Ir arriba