Escritos de un Internacionalista

- - - El Idealismo debe definir nuestros fines últimos; el realismo debe ayudarnos a reconocer el camino que debemos recorrer para alcanzarlos. - - -





Por Eduardo González Cinto

Al analizar las acciones ejecutadas en manos de personal al mando de los gobiernos, me resulta bastante interesante estudiar los antecedentes pero sobre todo, las consecuencias que provocaron en el país.

Especialmente en el ámbito de las Relaciones Internacionales. En el primer cuadro de la historia de México (el cual, enfocamos nuestro estudio, año de 1810) el hablar de Relaciones Internacionales es hablar básicamente de desavenencia. El país estaba atravesando un momento muy difícil internamente, la lucha por la independencia hacia que se descuidaran aspectos vitales para el desarrollo.

Lo que sí esta más que despejado, es la intención que tenía Estados Unidos; quería ser parte importante de lo que estaba aconteciendo en el país. Casi todas las relaciones mantenidas con el exterior, se realizaban en mayor medida, con el país vecino del norte. Sin embargo, con el paso del tiempo, las ideas diplomáticas de los pensadores, fueron evolucionando. Las acciones tomadas por los comisionados de las relaciones con el exterior, cada vez más, fueron más acertadas y justan en cierta medida.

La única verdad de esto es que conociendo la historia de nuestro país, tenemos la perspectiva de no cometer los mismos errores y de no portar la misma cinta en los ojos que nos impidan ver por encima de un corto panorama, ya que lo anterior, provoca un atraso y una limitada capacidad de acción en el abanico tan extenso del campo internacional.

A aquellos dirigentes que tenían la visión de llevar a México al mundo y de traer el mundo a México, marcaron la pauta y fueron parte aguas en la política exterior. Algo que realmente tenemos que estar seguros es que las condiciones que ellos crearon, son las que actualmente forman nuestras bases y por ende, tenemos que conocerla.

Al final de la etapa a estudiar, nos damos cuenta de que existen personajes muy importantes en la historia de México en lo que respecta a la política exterior y a las negociaciones con el extranjero; tal es el caso de Matías Romero, Manuel Dublán y Limantour.

Aunque ha sido un proceso gradual muy lento, las Relaciones Internacionales en México han dado madures al estado y a la política exterior, ahora México tiene un peso internacional muy evidente. Las condiciones políticas y sociales han cambiado desde aquel entonces de la incipiente diplomacia, pero ahora, existen más factores a los cuales se tiene que tener en cuenta para tomar una decisión.


Lo ocurrido en México durante poco más de un siglo, es muy basto. Empecemos por mencionar el inicio de la independencia de México, en la cual, Hidalgo convoco al pueblo, enuncio un elocuente discurso, en el cual remarcaba la necesidad de luchar por una vida justa y por la libertad de todos. Hidalgo denunció a los españoles de pretender entregar a los franceses el país y hacer peligrar la seguridad de la religión, y en seguida informó a los habitantes que quedaban exentos de pagar impuestos e iba a realizarse la independencia. El pueblo muy molesto se armó con armas caseras (machetes, cuchillos, palos, lanzas, etc.) y se unió al movimiento con pleno fervor.

Al final, en Guadalajara se les une Allende y Abasolo, sin embargo fueron derrotados 16 de septiembre de 1811. Como resultado de esta derrota el ejército insurgente se fragmentó y separó. Hidalgo y los demás jefes salieron rumbo a Aguascalientes, y durante el trayecto Hidalgo fue despojado de su cargo de primer magistrado, el cual fue otorgado a Allende. Después decidieron dirigirse a Estados Unidos con la finalidad de pedir ayuda económica. En uno de los trayectos, Hidalgo y demás compañía, son apresados y poco tiempo después, fusilados

Iturbide proclama el plan de Iguala y poco después, entra el ejercito trigarante a la cd. de México y ahora, México es país Independiente.

Iturbide forma un imperio, el primer imperio mexicano en el cual, toma forma la extensión territorial mas grande de todos los tiempos. El imperio no logra subsistir mucho tiempo.

Se plocama la constitución de 1824, en la cual se establece que México es una republica federal y en ese mismo año, Guadalupe Victoria es nombrado presidente de México. centralizó la hacienda pública; estableció relaciones diplomáticas con diversos países, entre estos Gran Bretaña y Colombia; y constituyó la marina de guerra que liberó a San Juan de Ulúa de los últimos españoles en el país (1825). Asimismo, intentó aplicar una política para atraer a los diferentes bandos independentistas; para ello integró su primer gabinete con miembros destacados de los mismos. Afrontó la contradicción entre la libertad de expresión y prensa (garantizada por la Constitución y que respetó escrupulosamente) y la intolerancia religiosa. Victoria también firmo el decreto para expulsar a los peninsulares.

Desde 1833 a 1855, Santa Anna ocupa la presidencia 11 veces. En 1835, tras una serie de eventos desafortunados, el territorio texano, se independiza de México y poco tiempo después, es anexado a Estados Unidos. En 1838, México es victima de una invasión por parte de Francia, por motivos de daños a sus conciudadanos que vivian en territorio mexicano, pero México firmó la paz, pagando una fianza de dinero elevada.

En 1848 culmina una guerra que había tomado lugar 2 años antes, entre Estados Unidos y México; culmina con el tratado de Guadalupe, donde se reconoce la independencia de Nuevo México y California. Una vez mas los intereses expansionistas de Estados Unidos, salieron a flote y una vez más perjudicaron a México. En 1854, se declara el Plan de Ayutla para acabar con la dictadura, convocar a un Congreso y organizar el país en una republica representativa y federal. Se dieron muchos cambios en el período después del plan de Ayutla, en el cual, muchas reformas tomaron lugar.

En 1857, es aprobada la nueva constitución (constitución de 1857). Aunque a la constitución se le imprimió un carecer moderado que representaba los nuevos ideales, es decir, los del liberalismo no era capaz de aportar soluciones a los graves problemas sociales que afectaban al país.

En cuanto a lo político, se proponía una democracia representativa en la que el pueblo ejerce el poder mediante un cuerpo representativo dividido en 3 poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial. Las facultades del presidente estaban limitadas por la acción del Congreso y, por lo tanto, se reducían a gestiones administrativas.

El presidente Comonfort conciente de que la constitución no satisfacía a la sociedad y como único medio para evitar la guerra a raíz de la introducción de las leyes reformistas, en colaboración de Félix Zuloaga ploclamaron el:

* Plan de Tacubaya:

1. La constitución cesaba por no satisfacer las aspiraciones del país.

2. Comonfort seguiría en el poder y se le atribuirían capacidades omnímodas.

3. Se convocaría a un Congreso Extraordinario que redactaría una Constitución conforme con la voluntad nacional y que garantizara los intereses del pueblo.

4. Se promulgaría una ley para elegir un presidente constitucional.

En enero de 1861, el gobierno de Juárez que se instalo en la capital, tenia 4 aspectos de suma importancia que necesitaban una urgente atención:

1. La Pacificación del País. Existían guerrillas reaccionarios en ese entonces; a raíz del asesinato de Melchor Ocampo, se inicio una fuerte lucha para acabar con las guerrillas y para enero de 1862, se disolvieron las últimas fuerzas rebeldes.

2. Reconocimiento Internacional. Era de gran importancia el reconocimiento extranjero para consolidar al gobierno. En los primeros 3 meses de 1861, Juárez recibió confirmación de Estados Unidos, Prusia y Francia.

3. Elecciones Presidenciales. En junio de 1861, el Congreso declaró a Juárez presidente constitucional y un poco mas tarde Jesús González Ortega, presidente de la Suprema Corte de Justicia.

4. Finanzas Públicas. Tanto los acreedores nacionales y extranjeros habían visto que los vienes confiscados a la iglesia serian suficientes para pagar la deuda externa y para beneficio interno del países, sin embargo, no fue así, el disponer de dichos bienes no era tan sencillo.

El no contar con los recursos suficientes, obligo al gobierno a suspender los pagos de la deuda que tenían con Londres (17 de julio de 1861). Todo el panorama ahora era de deudas extremas con Inglaterra, con Francia y con los Españoles debido a los prestamos recibidos y a las altas tasas de enteres.

Al reconocer el decreto de la suspensión del pago de la deuda externa, los ministros de Francia e Inglaterra rompieron relaciones con México y un poco después se les uniría España. Eran claros sus objetivos politos que buscaban, buscaban frenar el avance descomunal que había tenido Estados Unidos

En 1867 a 1876 se implantaba una republica federal y se consolidaba el poder de los liberales. 2 Gobiernos en este periodo: Benito Juárez (1867-1872) y Sebastián Lerdo de Tejada (1872-1876). Ambos tenían tendencias antimilitaristas y ambos empezaron a construir México moderno. Lerdo y Juárez fueron los restauradores del gobierno republicano.

En respuesta a los movimientos de Tejada en el cual modifico el congreso para poder adquirir más votos y ser reelecto, Díaz, como caudillo organizó una lucha armada.

El plan fue proclamado en Tuxtepec, Oaxaca, el 1 de enero de 1875. Se acusaba de Tejada de haber violado la moral y leyes hasta el punto de que se creía imposible una solución pacifica

El 23 de noviembre de 1876, Juan N. Méndez expidió un decreto que invitaba a elecciones para diputados, presidente y presidente magistrado de la suprema corte de justicia.

Una vez celebradas las elecciones, Días fue declarado presidente constitucional por una mayoría abrumadora. El 2 de abril de 1877 inició el que había de ser su primer periodo de gobierno.

Porfirio Díaz gobernó 30 de los 34 años que comprenden de 1877 – 1911.

En 3 ocasiones participó como candidato a la presidencia; 2 veces desconoció el resultado de las elecciones y se levantó en armas (Plan Noria y Tuxtepec). En ambas rebeliones demarcaba un rechazo al excesivo poder del presidente frente a gobiernos estatales.

En su primer periodo respetó la bandera de no reelección: en 1878 promovió una reforma constitucional que prohibía la reelección inmediata y en 1880 entrego el poder a Manuel González.

En 1890 se eliminó de la constitución la restricción a la reelección y en 1903 el periodo se extendió a 6 años.

Diversos intelectuales sostuvieron, entre otras cosas, que la constitución contemplaba una sociedad integrada pro individuos, mientras que la sociedad mexicana era heterogénea y sus miembros se seguían sintiendo parte de alguno de los cuerpos y actuando por medio de ellos; por tanto, creían que su aplicación debía postergarse. En suma, faltaba mucho para la consolidación no solo de las instituciones, sino también de un sistema político que mostrara eficiencia.

Su gobierno, optó por dos caminos: el de la negociación o conciliación, y el de la Fuerza y represión.

Díaz siempre defendió con firmeza la soberanía Nacional.

De igual manera, se recrudeció y aumento la represión en cuanto a la libertad de expresión se refiere, existían periódicos que al publicar críticas al gobierno de Díaz, eran encarcelados y difamados.

En cuanto a la legalidad de su gobierno, Díaz manipulaba las elecciones de diputados, senadores y magistrados federales. Sin embargo, las elecciones federales solían ser una farsa: ya que el día de las elecciones estaba desiertas y las actas no eran llenadas por los votantes.

El descontento de la población civil no se hizo esperar demasiado, se veían manifestaciones callejeras, ataques a edificios públicos, saqueos, huelgas obreras; es en esta etapa de las deportaciones de los Yaquis y de los obreros de Rió Blanco.

Días también reoriento sus relaciones con el exterior, expreso cautela con los Estados Unidos, cultivando relaciones con Inglaterra, Francia y Japón.

Ir abajo Ir arriba