Escritos de un Internacionalista

- - - El Idealismo debe definir nuestros fines últimos; el realismo debe ayudarnos a reconocer el camino que debemos recorrer para alcanzarlos. - - -

Por Eduardo González Cinto

Es de suponerse que durante el proceso de la Revolución, existían diversos bandos de ideología diferente y puntos de vista distantes; pero en general, se caracterizaba por 3 bandos que eran aquellos que criticaban, los que estaban en contra y los que la apoyaban.

Según Garciadiego este periodo es una escala de violencia generalizada en el cal se dio fin a la forma de estado oligárquico y neocolonial, a finales del siglo XX es cuando las condiciones de ésta se ve empeorada dando como resultado un cambio en las esferas políticas, sociales, económicas, diplomáticas, sociales y culturales.

Recordemos que fue Madero quien reprimió el régimen de Porfirio Díaz, tenía un perfil de negociación alto, ya que logro integrar a su favor a los oposicionistas pero desafortunadamente un tiempo después fue aprehendido y para que surgiera un movimiento armado no eran muy prometedoras las posiciones ya que no se contaban con las condiciones; otro factor era que eran muy conocidos por la sociedad y eso lo hacia peligroso, el mas claro ejemplo de esto son los hermanos Serdán en Puebla.

Después de la caída de la sociedad de Ciudad Juárez y el regreso de Madero al país, la Revolución adquirió un tinte de cambio de oposición electoral a una rebelión armada, en la cual, la clase media era uno de los actores mas importantes.

A esta altura es cuando ciertos personajes adquieren un renombre, tal es el caso de Francisco Villa, Pascual Orozco y Emiliano Zapata; recordemos que éstos pertenecían a la clase proletariada de la sociedad y eran dirigentes de las masas de la clase media y baja, reclamaban sobre todo de las políticas y reclamos sociales tales como los problemas agrarios.

Madero, en sus principios legales aseguraba que el único camino para levantar en la revolución al país era por medio de la ley, decretó que se levantaran las armas y mediante éste movimiento Zapata se sintió traicionado y tomo medidas especiales para remediar éste asunto. A partir de éste momento, se vivió un complejo periodo y la situación nacional tomo nuevos matices. En primer aspecto, la inseguridad creció de manera brutal y por supuesto afectaba a los dueños del poder económico, quienes tenían como primer objetivo la paz y la prosperidad para beneficio propio. Hubo un descontento de parte de los empresarios al asegurar que Madero no cumplía con el objetivo de ordenar el país y se tomaron las medidas pertinentes; esas medidas fue un plan para derrocarlo de la silla presidencial.

Fue en el periodo posterior a éste, se remarcaron figuras como Huerta que trabajaba como doble moralista, con el único objetivo de los intereses extranjeros y propios.

Ir abajo Ir arriba