Escritos de un Internacionalista

- - - El Idealismo debe definir nuestros fines últimos; el realismo debe ayudarnos a reconocer el camino que debemos recorrer para alcanzarlos. - - -




Por Eduardo González Cinto


La película se desarrolla en el contexto del gobierno del Presidente Miguel Alemán, en ella se retrata la realidad de una pequeña localidad rural (en la que ni siquiera se habla como idioma oficial es español), el la cual, tiene demasiada cantidad de carencias.
El personaje en el cual gira toda la película es el presidente municipal el cual es electo interino hasta que acabe el período. Un aspecto importante a resaltar es que inmediatamente de que llega éste personaje, tiene la mentalidad de progreso y de desarrollo para el pueblo, en el cual es visible a leguas es idealismo y el desconocimiento de la “realidad” nacional.
A medida de que se adentra para conocer a la comunidad que integra su ahora pueblo gobernado, se da cuenta de que nadie confía en los políticos, dándoles la etiqueta de que todos los políticos son iguales, todos son corruptos y chantajistas.
Es tan grande la ceguera que produce el seudo-poder que no permite ver lo que era antes una persona normal, perteneciente a la clase social media y que trabaja en un trabajo digno, sino ahora, una persona déspota y autoritaria que cada vez quiere más y más poder a su alcance. El grado de egoísmo también aumenta a niveles potencializados, nadie quiere que alguien mas ocupe su lugar y ocupe sus privilegios como parte del gobierno.
La frase “O te chingas o te jodes” es una frase coloquial en el país, todos alguna vez la han escuchado, y no es mas que una verdad con creces; otra frase que llama la atención y merece ser puesta al análisis es: “El que no tranza, no avanza”, en ella, se demarca el lucro indebido que ejercen los servidores públicos en sus respectivos periodos de servicios.
En la película, se demarca una realidad que es vigente aun en nuestros días, el de la falta de inteligencia y falta de valores para gobernar sabiamente. Hubo grandes intentos para la prohibición y difusión de la película de partes conservadoras del partido representado en la película: el PRI.
Curiosamente, la idea central de la película es que haciendo trabajos sucios y haciendo favores a los que están en cargos superiores, es la única manera de sobresalir en el mundo de la política sucia. Desafortunadamente tengo que asentir que eso aun se aplica en nuestros días contemporáneos. De la situación antes mencionada, es el final de la película; al término de la cinta, el presidente municipal de aquella región rural, invoca un magnifico discurso, en el cual, menciona que el progreso y el desarrollo de la revolución es en base a un buen funcionamiento de  los gobernadores.
Es todo un sarcasmo para la sociedad mexicana el observar el film. En algunas escenas, es hasta un cierto punto… humorística. Pero que no pierde el objetivo de la sociedad: el formar un juicio crítico ante cualquier situación.

Ir abajo Ir arriba